Nachos

¿Qué son los nachos?

Otro clásico de los clásicos de México. Tortillas fritas de maíz que cubrimos con queso especial, al que llamamos “queso para nachos”. Un tipo fundido que vuelve locos a todos. Hay muchas variables y posibilidades para acompañarlos, pero la típica es el queso fundido. También se comen con guacamole y forma parte de la comida básica mexicana. En varios restaurantes de Barcelona los sirven pero no todos son expertos en su preparación. La crocancia y la temperatura para acompañar al queso caliente son dos variables importantísimas para la preparación de unos buenos nachos, aunque parezca tarea fácil no lo es.

La historia cuenta que el nacho, propiamente dicho, surge en la ciudad de Piedras Negras, por supuesto en México, en un restaurante llamado “El moderno”, mediante una improvisación del cocinero que, al recibir por sorpresa a algunas esposas de militares estadounidenses, les preparó un plato improvisado con las sobras de totopos y queso fundido. Hasta ese momento no lo habían hecho nunca pero se sabe también que una de las personas en la mesa aquel día preguntó al mesero, ¨¿Cómo se llama?¨ (el platillo) el mesero respondió: "Nacho". El platillo fue incrementando su fama, y simplemente le pusieron el nombre de Nacho. Cuando la gente quería el platillo, sólo decía "quiero unos nachos".

Debido a que son fáciles de elaborar y se pueden personalizar a gusto, los nachos no solo se hicieron famosos en México, sino que también se volvieron populares en gran parte del mundo, particularmente en los Estados Unidos (fanáticos extremos de este plato mexicano). Por algo será que la comida mexicana recorre el mundo y triunfa de tal manera: tenemos básicos que combinan con todos los gustos, e incluso mezclándose entre ellos, logramos servir a cualquier público superando sus expectativas.